Consulta de embarazo

Seguimiento del embarazo

Una consulta para resolver todas las dudas que puedan surgirte durante esta etapa. También realizaremos el seguimiento del bienestar de la mamá y del bebé (control latido fetal, medida altura uterina, control de analíticas, soluciones para posibles molestias…).

 

 

Cuando el bebé está de nalgas

Si en la última ecografía tu bebé está de nalgas, podemos comenzar a trabajar para mejorar su posición desde la semana 32 con diversas técnicas. A partir de la semana 34, si el bebé continúa de nalgas, el tratamiento con moxibustión (medicina tradicional china) resulta muy útil y sin riesgos.

Si aún así el bebé no se ha girado, todo el trabajo realizado aumentará las posibilidades de éxito en la versión externa (si deseas realizarla).

 

Elaboración del plan de parto

El plan de parto es un documento legal en el que la mujer expresa sus deseos respecto a la atención en el desarrollo de un parto normal, y que deberá ser entregado al equipo de profesionales sanitarios que la atiendan en el proceso. Debe realizarse una vez la mujer está debidamente informada, decidiendo entonces cuáles son las prácticas que ella considera oportunas para su bienestar y el de su bebé.

 

 

Preparación y cuidado del suelo pélvico

El suelo pélvico es un gran desconocido, y sin embargo, necesita una especial atención y cuidado durante la gestación. El embarazo es por sí solo un factor de riesgo para que el suelo pélvico acabe desarrollando alguna disfunción (incontinencia urinaria, prolapsos…), y debemos prestarle la atención que se merece. En esta consulta podemos trabajar los siguientes aspectos:

  • Cuidados del suelo pélvico
  • Trabajo de la musculatura abdominal, que ayudará a: mantener el suelo pélvico saludable, evitar lumbalgias, mejorar la posición del bebé en la pelvis, pujos más efectivos en el parto.
  • Preparar el periné con el masaje perineal (a partir de la semana 32) y el uso del EPI-NO (a partir de la semana 37), para ayudar a prevenir desgarros en el parto.
  • Aprendizaje de la forma de pujar y las posiciones menos lesivas para nuestro periné en el parto, en el caso de que la analgesia epidural nos impida hacerlo de forma espontánea.